El escudo para los caballeros de la Fórmula 1

Portada » El escudo para los caballeros de la Fórmula 1

El escudo para los caballeros de la Fórmula 1

Este fin de semana, durante la celebración del Gran Premio de Silverstone, Ferrari será el primer equipo en testar el Shield,  el que se supone será el dispositivo definitivo para proteger la cabeza de los pilotos.

Tal y como su nombre indica, el Shield es un “escudo” que se inserta en el morro del monoplaza y llega hasta el cockpit, rodeándolo, de manera que protegería la cabeza del piloto frente a los impactos de proyectiles e incluso de elementos de gran tamaño como neumáticos y frente a acontecimientos donde la cabeza del piloto es vulnerable.

Aunque sea un concepto prometedor, es necesario realizar exhaustivas e intensas comprobaciones mediante los diferentes tests programados, ya que los dispositivos anteriores al Shield fallaron al someterlos a las grandes demandas que requieren estas unidades de protección.

Durante la primera sesión libre del viernes se producirá el primer test, pero no será hasta el Gran Premio de Italia donde se realizará una valoración en su totalidad.

Red Bull diseñó el AeroScreen, una pantalla transparente parecida al Shield, pero que falló el test de la FIA al no poder soportar el impacto de un neumático proyectado a 250km/h, y debido al tiempo y recursos que requería mejorarlo decidieron aparcar el proyecto, ya que era más importante centrarse en el coche de 2017.

El Halo, inicialmente propuesto por Mercedes y desarrollado principalmente por Ferrari, es el otro dispositivo que se planteó. En este caso eran unas barras de titanio en forma de Y que rodeaban el cockpit, una de las barras justo en frente del piloto las otras dos a cada uno de los lados del mismo.

En este caso sí que pasó el test de esquivar un neumático sin impactar en la cabeza del piloto, aunque problemas estéticos, de visibilidad, y seguramente el hecho de que Bernie Ecclestone estuviera en contra del concepto, hicieron que se desechara la idea.

La Fórmula 1 ha cambiado considerablemente desde sus inicios: los monoplazas son más seguros, fuertes y resistentes, los sistemas de seguridad han mejorado y los sectores o partes de los circuitos que podían ser más arriesgados han sido eliminados o rediseñados, pero una característica ha permanecido: la cabeza de los pilotos sobresaliendo del coche, únicamente protegida por un casco.

Los riesgos son claros: trozos de escombros, piezas de coche o neumáticos que pueden impactar en la cabeza del piloto o accidentes donde el coche puede chocar con otro o contra los muros, quedando de lado (como vimos en este GP de Mónaco con Pascal Wehrlein) o boca abajo.

Desgraciadamente en la historia reciente de la F1 hemos sido testigos de diversos accidentes, algunos con un trágico final, que podrían haber sido evitados o haber tenido un desenlace diferente si se hubiera dispuesto de algún dispositivo como los que se quieren implementar.

Jules Bianchi murió al impactar contra una grúa en 2014 en el Gran Premio de Japón, María de Villota murió en 2013, 15 meses después de chocar contra una plataforma en unos tests y Felipe Massa tuvo una fractura de cráneo tras impactarle una pieza de una suspensión de otro coche en 2009.

Y en otras disciplinas donde el piloto también tiene la cabeza fuera del coche han ocurrido accidentes, como Justin Wilson, que murió por el impacto de una pieza de un coche en la IndyCar o Henry Surtees, a quien el impacto de un neumático en Fórmula 2 en 2009 le causó la muerte.

Tanto las escuderías como la FIA y los pilotos están de acuerdo en introducir una protección para el cockpit lo más pronto posible, aunque viendo que hasta casi mitad de temporada no se va a empezar a testar el Shield, el tiempo es muy justo para que se pueda implantar en los coches de 2018.

Y aunque la gran mayoría apuesta por la seguridad, hay personas que piensan que con este tipo de medidas se pierde la esencia de la Fórmula 1, que sin riesgo no hay emoción, que los pilotos ya saben a lo que van y que para eso se les pagan esas cantidades astronómicas.

Sabiendo que estos dispositivos existen, ¿qué pasaría si no se implantan y el año que viene algún piloto sufre un accidente que podría haber sido claramente prevenido por ellos? y ¿De verdad alguien se va a arriesgar únicamente por no acabar con la supuesta naturaleza de la Fórmula 1?

 

 

 

 

 

 

Ante estas imágenes al más puro estilo Encuentra las 7 diferencias, ¿alguien puede negar los constantes avances hacia mejoras en la seguridad?

 

Autora : Sílvia Molina / @silvus_

Safetynurse

Imágenes : Red Bull, Wikipedia & F1

By |2017-07-11T12:59:14+00:00julio 10th, 2017|Categories: Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Translate »