Las Grid Girls, una especie en extinción

Portada » Las Grid Girls, una especie en extinción

Las Grid Girls, una especie en extinción

Queridos amigos, no suelo prodigarme mucho por estos lares, los que me conocéis ya sabeis que yo soy más de echar “afoticos” a los monoplazas por los circuitos del mundo, la escritura no me gusta y definitivamente creo que no es lo mío, es algo que descubrí yo solito hace años en la escuela.

Pero en estos días no paro de leer comentarios, artículos y opiniones a cerca de la decisión de eliminar la presencia de las Grid Girls de los circuitos o de cualquier evento deportivo. Pues yo quiero dar mi opinión sincera al respecto, yo sí que me voy a mojar diciendo lo que pienso, podreis estar más o menos de acuerdo con mi opinión, que para nada intenta convencer a nadie ni trata de darle la vuelta como si de un simple calcetín se tratara.

Vamos al lío, antes de nada y para los que no me conocéis deciros que no soy machista ni feminista, en mis entornos de trabajo, como en la vida en general a diario tengo que trabajar, negociar, discutir, decidir y compartir todas mis decisiones o dudas con hombres y mujeres por igual, ya formen parte de mi equipo o no, y os puedo asegurar que trato a tod@s por igual, sin distinciones de ningún tipo, ellos y ellas pueden hablar por mí si lo que os cuento no es verdad.

Dicho esto, voy a continuar con lo que os quería contar, que me iba ya por los cerros de Úbeda y eso que no me gusta escribir.

Para mí eliminar la presencia de las Grid Girls es un error, y grave. En mi opinión se le está haciendo un flaco favor a lo que muchos denominan el sexo débil, que para nada lo es. Con la eliminación de estas chicas se está reconociendo abiertamente que lo estaban haciendo mal, y mira, hasta ahí aún puedo entenderlo, lo que no entiendo es que se borre de un plumazo su presencia, como si nunca hubiesen existido, como si de unos seres extraños se tratase, como algo perverso, prohibido, tabú…….. en fín.

La sensación que tengo es que los señores de Liberty y compañía, quieren o tienen la necesidad imperiosa de quedar bien con todo el mundo y no saben como hacerlo, embriagados en una nube de ansiedad por su afán en cambiar cosas han acabado claudicando ante toda la presión mediática creada en torno a este tipo de eventos donde las feminas toman parte, y han actuado como si de un acto de buena fé se tratara. Yo lo veo forzado y un tanto dictatoriano.

Está siendo o es como decir, “¿Veís?, nosotros sí hacemos lo correcto, somos muy progres y muy guays”. Pero lo que para unos es la decisión moral correcta para otros es la incorrecta, y esto siempre va a ser así.

 

Las Grid Girls, una espécie en extinción

 

Lo injusto para mí, a mi modo de ver, están siendo las formas de hacerlo, así, sin preguntar, ni consultar, con una urgencia forzada en dar la noticia, casi que con nocturnidad y alevosía, sin medir los daños que pueden causar y que obviamente van a causar, porque esto va a repercutir directamente en varios sectores como empresas, agencias, modelos, estudiantes, etc.

Y yo me pregunto.

¿Ahora que no habrán Grid Girls en las parrillas, aumentará la asistencia de público en los circuitos o eventos deportivos ?.

¿Las voces que han sido más críticas con ellas y las feministas en general van a asistir por fín a un solo Gran Premio por lo menos o van a ver alguna carrera por televisión?

La respuesta es muy fácil. Rotundamente NO.

En los circuitos vamos a estar los de siempre, hayan o no chicas, llueva, diluvie o haga frío. Porque los que de verdad amamos el motor nos importa un pito la salsa con la que venga de guarnición, nosotros vamos a las carreras y punto. Al fin y al cabo para nosotros, los que trabajamos, estas chicas no son más que unas simples compañeras de trabajo, como cualquier otro compañer@ que puedas tener en sala de prensa, en el paddok, el pitlane, motorhomes o los propios comisarios y doctores. Todos somos compañer@s en este Gran Circo.

He podido leer estos días que algunas chicas se quejaban amargamente por la eliminación de su presencia en las carreras, y otras se alegraban. Opiniones dispares, y para gustos colores, cada una con su parte de razón, hay que decirlo así. Pero ninguna de estas opiniones me ha dejado indiferente, y voy a pasar de puntillas sin mencionar a nadie,  porque no me toca a mí decir quién ha dicho qué o la razón que pueda llevar. Ayer por la mañana leí el comentario de una de estas chicas en redes sociales que decía:

“El problema está en vuestros cerebros”.

No puedo estar más de acuerdo con ella, y discúlpenme si ofendo a alguien.

He leído también comentarios y opiniones de gente que trabaja dentro del Gran Circo posicionarse y dar su opinión sobre este tema, algunos a favor y otros en contra, hasta ahí todo normal. Lo que no es normal es que te posiciones en contra de estas chicas cuando todos vemos como corres detrás de ellas babeando, eso NO, pero claro, quedas de puta madre públicamente y eres políticamente correcto.

Hipócritas los llamo yo, para que me entendais, y hay muchos, dentro y fuera.

He recorrido varios Grandes Premios por varios paises y he tenido la oportunidad de compartir parte de mi tiempo con estas chicas, y os tengo que decir que sienten y padecen como todos nosotr@s. Con horarios maratonianos, con cansancio, con broncas, aguantando al jefe o la jefa, bajo presión y con un sueldo más bien rácano en la mayoría de veces. Vamos, lo que viene siendo un trabajo como cualquier otro, como cualquiera de nostr@s y en las mismas condiciones.

 

Las Grid Girls, una espécie en extinción

 

La gran diferencia aquí es la vestimenta, el envoltorio que se les quiere dar y que en la mayoría de veces viene impuesto por los patrocinadores, multinacionales millonarias que usan a estas chicas como un reclamo publicitario, tratando de vender algo utilizando sus cuerpos, sin ningún tipo de escrúpulo, y esa es la parte que no me gusta ni estoy de acuerdo. Tengo fotos con muchas de ellas y nunca se me ocurriría exibirlas como si de un vulgar trofeo se tratase, sería una enorme falta de respeto hacia ellas, mis compañeras. Pero sí hay quién se seca las babas con ellas, aunque desgraciadamente eso ocurre dentro y fuera de los circuitos, a diario lo vemos. De ahí que esté de acuerdo al cien por cien con el comentario leído, “El problema está en vuestros cerebros”, bravo por esta chica. Nuestra sociedad tiene un gran problema en este aspecto, ver a las personas como simple objetos, esto viene de lejos, esto no es nuevo, ni lo ha inventado ningún deporte y difícilmente nadie pueda cambiarlo.

Yo personalmete crearía una parrilla de Grid Girls y Grid Boys, a pachas, a medias, con una vestimenta adecuada, elegante, sin necesidad de vender lo que en realidad no es, (esto último lo digo por las chicas de la parrilla de MotoGP, que las visten como vendedoras de sexo en la mayoría de veces). Ahí si creo que tod@s estarían de acuerdo. Y los señores de Liberty como los de Dorna deberían tomar nota de esto y reconsiderarlo.

Ahora ya no habrán Grid Girls en ningún circuito, pero no os preocupéis que cuando acabe la carrera y vayáis a retirar vuestro coche del aparcamiento encontrareis en el parabrisas los anuncios de diferentes puticlubs, por aquello de que la gasolina te hace subir la adrenalina debe ser, digo yo, no sé. También los habrá que ahora sin Grid Girls descubrirán las carreras, a estos les digo que Bienvenidos seais.

Y ya no os doy más la chapa, y para finalizar diré que a los que llevamos la pasión de las carreras en la sangre no vamos a dejar de asistir a los circuitos porque no hayan Grid Girls.

Os leo….

Autor : Xavi Gàzquez

Imágenes : Xavi Gàzquez / @xavigazquez

 

By | 2018-02-05T10:15:27+00:00 febrero 5th, 2018|Categories: Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Translate »