Red Bull y su visión de la mano negra

Portada » Red Bull y su visión de la mano negra

Red Bull y su visión de la mano negra

Christian Horner expresó para ESPN su temor por ‘tácticas obstruccionistas’ tras conocerse las directrices por las que se encaminarán los motores para 2021. El equipo de Milton Keynes se ve en inferioridad política ante Mercedes y sobre todo a Ferrari. Los de Maranello poseen un gran peso dentro la categoría gracias al derecho de veto, incluido en el Pacto de la Concordia cuya fecha de expiración data en 2020, justo en la temporada previa a la introducción de la nueva generación de unidades de potencia.

Las dificultades de Red Bull a la hora de encontrar suministrador de motores a finales de 2015 origina esta corriente de opinión por parte de Horner. Mercedes y Ferrari negaron darle soporte, con lo que firmaron una pax forzada con Renault aunque el nombre de la marca francesa no apareciera por ningún sitio. Entonces, alzaron la mano con la propuesta de un motorista independiente.

Lo anterior evitaría que fueran “víctimas” por parte de otros grandes fabricantes. Asegurarse un proveedor que se encuentre fuera de la parrilla con flexibilidad normativa para su actividad. Propuesta que fue desechado, siendo además Red Bull quien no se opuso a que Ferrari continuase teniendo dicha influencia.

Los italianos tienen el derecho a veto. Enzo Ferrari en los 80 consiguió privilegios para la Scuderia al estar aislada de Gran Bretaña, lugar donde se ubicaban los garajistas. Estos equipos privados que únicamente centraban sus recursos en la concepción del chasis, mientras Ferrari es un constructor integral ya que destina sus capitales a la estructura del monoplaza así como al tren motriz.

El veto se podría llevar a cabo cuando las acciones a tomar fueran en contra de sus intereses. Así pues, ¿qué puede interesar a Ferrari de esta nueva normativa que aún se está gestando? Los primeros trazos reguladores ponen la reducción de costes como vértice, como conducto o vía para lograr los objetivos. El anterior intento de reducción se produjo en 2015, con Ferrari ejerciendo su derecho ya que fue en contra de sus intereses comerciales:

“No es una posición en contra de los otros equipos, se trata de una posición de defensa de la dirección comercial. Por lo demás, estamos abiertos a la búsqueda de cualquier otra solución.

“Como empresa pública como estamos ahora, al igual que Mercedes,  hay costos que de alguna manera hay que recuperar. No encuentro ninguna entidad comercial que dé  su producto de forma gratuita o a un costo menor del que debe ser”, pronunciaba Arrivabene en el GP de México de 2015.

Con una parrilla que ha ido vaciándose en estos últimos años, la rentabilidad de ser suministrador se ve igualmente mermada. Por tanto la competencia entre los actuales proveedores incrementa. A pesar del hecho de que varios fabricantes externos hayan mostrado su interés por participar en la F1 en la próxima década, Red Bull teme a que se actúen sobre ellos impidiendo de alguna manera su entrada.

Debido a que ahora existe el plazo de un año para ir moldeando esta nueva normativa, Horner teme que las tácticas mencionadas se pongan en marcha durante el lapso mencionado. Podría decirse que la gestión de la empresa austriaca ha tenido como objetivo evitar situaciones como la de 2015.

Por un lado tienen a Honda con su equipo junior. Tras tres temporadas repletas de decepciones, los japoneses inician una nueva era con un equipo que puede ser el idóneo para su crecimiento. Pudiendo además ir siguiendo sus pasos como también dando soporte a Faenza, con lo cual podrían cultivar su propio camino de la mano del fabricante nipón para un futuro cada vez menos lejano.

Por otra parte, Aston Martin confirma abiertamente su intención de regresar a la máxima competición. Al cerrarse una puerta se abrió una ventana. Infinity se marchó permitiendo el actual negocio que los de Milton Keynes poseen con la firma británica, pueden ir camino de dejar de ser un patrocinador para convertirse en todo un socio y suministrador.

Red Bull es un rival que Ferrari querría mantener a raya. Les batió durante 4 temporadas (2010 – 2013), terminando por dinamitar los cimientos de su organigrama. En 2016 su desarrollo les permitió tomar ventaja antes del ecuador de la campaña, y en la presente son capaces de igualarles en este tramo final. Por consiguiente, los temores de Horner tienen su fundamento considerando lo expuesto. Sin embargo, Maurizio Arrivabene comentó en la rueda de prensa del pasado Gran Premio de México:

“De una manera u otra, nosotros siempre estamos bloqueando a Red Bull en la mente de Christian [Horner]. Ante todo, hacemos motores por lo que podemos hablar de motores. Es nuestro trabajo y negocio. No es una cuestión de que Mercedes o Ferrari veten aquí o allá. La cuestión es muy simple. Lo he dicho muchas veces que nuestra visión del futuro en motores tras 2021 es muy simple. Es reducir costes, es mantener la misma arquitectura y mantener el rendimiento, mejorarlo. Ahora, es muy muy simple. Normalmente tienes la simple ecuación de qué y cómo. ¿Qué queremos hacer? Queremos eliminar los costes o reducirlos. Queremos mejorar el espectáculo. La manera de hacerlo es algo que vamos a debatir en los próximos días porque todos tienen sus propias ideas y es seguro que ni Ferrari ni Mercedes son quienes los que controlan el espectáculo. Pero lo que es seguro es que son personas que están fabricando motores”, explica el italiano.

Cada parte con sus razones. Lo que se saca en claro de esta situación, es que comienza una carrera muy distinta a la que vemos los fines de semana. Se trata de una carrera cuya vía es el conflicto de intereses con meta en la convergencia de acuerdos por el bien de la F1. Una carrera que se prolongará años, primero hasta finales de la próxima temporada cuando la normativa de motores quede bien definida.

Después hasta 2020 con la negociación de los términos del Pacto de la Concordia, o bien su eliminación haciendo real los deseos de Chase Carey. Estamos también en el prólogo de una novela, al más puro estilo latinoamericano. Víctimas, adinerados, y los dueños del cortijo o hacienda aparte de unos apuestos galanes que seducen a bellas damas normalmente en algún tipo de apuro.

 

 

Autor: Pablo Bernal / @PabloBernal333

Foto: GP247

By | 2017-11-02T16:50:31+00:00 noviembre 2nd, 2017|Categories: Noticias|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Translate »