Robert Kubica o el triunfo de la voluntad

Portada » Robert Kubica o el triunfo de la voluntad

Robert Kubica o el triunfo de la voluntad

Ni el tiempazo de Vettel, que ha volado con su Ferrari , ni el segundo puesto de McLaren, ni las  conversaciones entre representantes de Red Bull y Honda para que los japoneses quizás suministren sus motores a Toro Rosso en 2018. Todas esas noticias han quedado eclipsadas por la brillante actuación de Robert Kubica al volante de un Renault RS17 en la segunda y última jornada de los test oficiales disputados en el Circuito de Hungaroring.

Podríamos hablar de que ha completado 147 vueltas en stints de 5, 9, 11 y 15 giros cada tanda casi sin inmutarse. O de su mejor tiempo, 1’18”. 572, que lo ha situado cuarto en el asfalto magiar. O de su conducción muy fina y técnica. Sin embargo, lo más destacable ha sido un aspecto intangible y no cuantificable, relacionado con factores humanos. Nos referimos a cuestiones como su afán de superación, capacidad de sacrificio e intolerancia al fracaso.

 

Robert Kubica completa dos grandes premios sin problemas

Robert Kubica (POL) Renault Sport F1 Team RS17 Test Driver.
Formula One Testing. Wednesday 2nd August 2017. Budapest, Hungary.

 

El corredor de Cracovia que hace exactamente 2.369 días sufría un terrible accidente en el Rally Di Andora (Italia), ha vuelto a rodar con soltura, determinación, valentía y alegría. Y ése hecho, el que se haya vuelto a subir y competir con un monoplaza de la Categoría Reina es todo un triunfo de su voluntad como persona y deportista… de 31 años y después de más de 6 sin rodar.

No podemos obviar que tras aquel fatídico día, primero su vida, después su brazo derecho y  finalmente la movilidad de éste, estuvieron en serio peligro.

Sin embargo el piloto polaco, tras esos 6 años, 5 meses y 5 días, en los que ha sufrido innumerables operaciones e interminables sesiones de rehabilitación, ha vencido al destino. Por eso, ya es todo un campeón, capaz de sobreponerse a una de las pruebas más duras a las que se le puede someter en la vida a un enamorado del motor: no poder competir.

 

El tiempo dirá si vuelve a formar parte del Gran Circo, pero este miércoles ha conquistado la corona más importante, esa que está fabricada con la materia con la que se crean los sueños, como decía Humprey Bogart en la película ‘El Halcón Maltés’.

Está muy claro que Kubica se ha demostrado a sí mismo y a los que no daban un euro por él, que su determinación le ha hecho merecedor de la oportunidad que no ha desaprovechado, curiosamente en mismo trazado donde debutó en 2006.

 

Autor :  Javi Prieto /  @Willyeforever

Imágenes :  Renault Sport F1

 

By | 2017-08-03T12:35:46+00:00 agosto 3rd, 2017|Categories: Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Translate »