Primera carrera del mundial de Fórmula 1 en Melbourne y la escudería Ferrari de la mano de Sebastian Vettel confirma la buena impresión causada en los tests de pretemporada. En la clasificación de ayer sábado, Vettel ya demostró que se encontraba muy cerca del británico Lewis Hamilton con su todo poderoso Mercedes, con un tiempo superior en poco más de 2 décimas. Hoy, nada más apagarse los cinco semáforos rojos, el piloto alemán de Ferrari no podia superar a Lewis Hamilton en la salida, pero se situaba a su estela. A no más de 1,7 segundos, el germano vigilaba muy de cerca al británico, hasta que éste, hacía su primera parada en boxes. Ya nadie pararía a un poderoso Ferrari en manos de Vettel, ahí se decidio el Gran Premio. Sebastian Vettel no podía ocultar su alegría:

“Es increíble. Muchas gracias a todos, ha sido un Gran Premio fantástico. Ha sido una carrera un poco loca, pero de forma positiva, ¡cuando volvía a los boxes la gente ya corría por la pista! Están locos, es increíble. Muchas gracias por todo el apoyo.Estaba un poco nervioso en la salida, Hamilton ha arrancado muy bien y se me ha escapado un poco, así que tenía que tener cuidado con Valtteri, que ha realizado una gran salida. Ha sido una suerte que Lewis haya salido en tráfico después de su primera parada, y es muy positivo descubrir que el coche funciona. Es muy bonito tener todo el apoyo del circuito”, comentaba un Vettel exultante desde el podio.

A pesar de la eufória y la emoción de haber quedado 1o en la carrera inaugural y despues de 553 días de no pisar el escalón más alto del podio, Vettel ha querido calmar un poco los ánimos y se ha mostrado cauto respecto a las posibilidades de Ferrari en el mundial, y se mostraba agradecido a todo el personal de la Scudería, tanto en Melbourne como en Maranello por su gran trabajo:

“Como hemos dicho, es lo que necesitábamos, el equipo ha estado trabajando muy duro, los chicos no han dormido ni aquí ni en la fábrica, el coche se está comportando muy bien y ha sido muy divertido de conducir, ha sido un día fantástico. Nos queda mucho camino por delante, pero ahora mismo estoy demasiado feliz. Ha sido un invierno muy difícil y hemos tenido una gran carrera hoy”, finalizaba Sebastian Vettel.

La otra cara de la moneda la vivía un Kimi Raikkonen decepcionado. El piloto finlandés partía desde la 4a posición de la parrilla. Se apagaba el semáforo y se colocaba justo detrás de Valtteri Bottas con su Mercedes, pero la amenaza llegaba por parte de Max Verstappen, que con su Red Bull se situaba durante unos instantes por delante del de Ferrari. El piloto holandés se había ido un poco largo en la primera curva, ocasión que aprovechó Kimi Raikkonen para recuperar la 4a plaza. Pasaban las vueltas y Kimi no tenía ritmo para igualar los tiempos del Mercedes de Bottas, y por el retrovisor, a medida que avanzaba la carrera, se iba acercando un Red Bull a manos de Max Verstappen que le iba comiendo terreno vuelta a vuelta. Al final, tuvo que dar gracias que Max tuviera problemas con los frenos. Kimi acabó decepcionado con su actuación en la carrera, no así con su nuevo monoplaza, el SF70-H. El piloto finlandés no se encontró cómodo en ningún momento del fin de semana. No ha encontrado una configuración que se adaptase a su estilo de conducción, aunque para futuras actuaciones, confiesa que sabe que es lo que ha fallado:

“Tras la clasificación nos dimos cuenta de lo que se debió hacer realmente, pero era tarde. Con el primer juego de neumáticos sufrí mucho, y después mejoré al montar el compuesto blando. Lo malo es que en ese momento ya estaba demasiado lejos de los de delante. Después del día de hoy sabemos qué necesitamos para tener un coche más competitivo y que se adapte a mi estilo de pilotaje. La cuarta posición es obviamente decepcionante, pero no estoy preocupado porque entendemos qué nos falta”, comentaba el piloto finlandés de Ferrari.

Su compañero de equipo, Sebastian Vettel, ha demostrado que el SF70-H tiene mucho potencial, y Kimi Raikkonen valora muy positivamente la actuación del alemán. Confirma que en la Scuderia han de ir paso a paso, con los pies en el suelo y los resultado irán llegando, es cuestión de tiempo:

“La victoria de Sebastian Vettel ha sido muy importante para el equipo, pero hoy estoy decepcionado por mi resultado, pese a que me las arreglé para terminar. El conjunto del coche es bueno, simplemente tenemos que juntar todos los factores y hacer que funcione”, finalizaba un decepcionado Kimi Raikkonen.

Parece que la reestructuración que la Scuderia Ferrari realizó durante toda la temporada pasada y los intensos trabajos efectuados en Maranello todo éste invierno han dado sus frutos. Tienen en sus manos un gran coche, con mucho potencial. Pero no olvidemos que esta temporada, el desarrollo del monoplaza es fundamental. Veremos si en esta ocasión, la Scudería está a la altura de éste gran desafío. Mercedes y Red Bull no se van a quedar de brazos cruzados.

Autor: Raúl Gallego/@Raul0033

Fotos: Twitter Scuderia Ferrari.