Divorcio, fuego y días de 22 horas …la realidad de la vida en la Fórmula 1

Portada » Divorcio, fuego y días de 22 horas …la realidad de la vida en la Fórmula 1

Divorcio, fuego y días de 22 horas …la realidad de la vida en la Fórmula 1

Kenny Handkammer estaba allí cuando el Benetton de Jos Verstappen se vio envuelto en llamas durante el repostaje…

 

La vida de aquellos en el circo de Fórmula 1 puede ciertamente aparecer glamurosa. Y, en su mayor parte, si que lo es – casas en Mónaco, lujosas fiestas y jets privados son una parte de la vida cotidiana.

Pero para los mecánicos – las caras menos conocidas del paddock – la vida es muy diferente. Es más probable que vivan en Mansfield que Mónaco, mientras que las largas horas y las colas en los aeropuertos son gajes propios del oficio.

Sus carreras están cargadas de peligro. Han recibido descargas eléctricas, se han llevado golpes en las partes delicadas de sus cuerpos y algunos incluso han sido atropellados, todos ellos en la línea del deber.

Además, hace que el estar en cualquier tipo de relación a largo plazo sea muy difícil.

Sin embargo, este oficio, puede ser increíblemente gratificante.

-Jubilado a los 30 … o divorciado

Con 21 carreras en el calendario de la F1 – por no hablar de los test- el personal del equipo puede encontrarse fuera de su hogar casi la mitad del año. No cabe duda, entonces, que mantener una relación puede ser difícil.

 

La mayoría de los mecánicos están en sus treinta años, con la mayoría pasando luego a trabajar en algo que ofrece un mejor equilibrio entre trabajo y vida. Pero entre los que se quedan con este trabajo más tiempo, los divorcios son comunes.

Kenny Handkammer pasó 25 años en la Fórmula 1. Él era el “jackman” delantero cuando Benetton de Jos Verstappen se vió envuelto en una bola de fuego en 1994, y el mecánico principal de Red Bull durante la era en la que el título llevaba el nombre de Sebastian Vettel. Él sabe mejor que la mayoría de lo que se necesita para sobrevivir en este trabajo.

Mientras que sus vuelos son en la clase económica, muchos de los pilotos tienen su particular manera de llegar a las carreras- Hamilton está a favor del jet privado.

“Tienes que tener un socio muy, muy comprensivo”, dice a BBC Sport.

“Si siempre lo has hecho y conoces a alguien y son conscientes de sus viajes, es un poco más fácil, pero si estás en una relación y luego decides que quieres ir a las carreras de F1, puede ser más difícil”.

“Muchas personas tienen que lidiar con ello. Para hacer este trabajo tienes que estar muy comprometido y enfocado. No puedes hacer medio trabajo, tienes la vida de un hombre en tus manos, eso significa que necesitas estar al 100 % centrado.

“Hoy en dia, es un poco mejor de lo que solía ser en los viejos tiempos. Cuando regresas, estás cansado y eso no ayuda a ninguna relación. Los mecánicos, al igual que cualquier persona, también se levantan y no se encuentran en el mejor de los estados de ánimo. Dependiendo del fin de semana que hubieras tenido.

Ves el hotel y el circuito. Eso es

Aeropuerto-hotel-circuito-hotel-aeropuerto. Eso es prácticamente todo lo que un mecánico ve durante un fin de semana de Fórmula 1.

¿Viajar a Australia? ¿Quieres un poco de turismo? Eso está fuera de la cuestión para los mecánicos de F1.

Mientras que muchos pilotos son llevados desde y hasta los distintos países en jets privados y helicópteros, esas colas del aeropuerto y vuelos en clase económica, no son para ellos, sino para quienes le mantienen el coche en perfecto estado.”Vemos muy poco del país en el que estamos”, dice Handkammer.

“En el primer día se puede obtener un poco de tiempo, pero una vez que se comienza a trabajar, todo lo que ves es el circuito, la ruta al circuito, y el hotel. Ya podríamos estar en Silverstone para cada carrera, no vemos nada más que el circuito”.

-¿Quién sería mecánico?

Los sueldos para los mecánicos son normalmente alrededor de £ 30,000- £ 60,000 por año, mientras que Sebastian Vettel, del que  se cree que es el que más ingresa en la F1, con su salario anual oscilando alrededor de £ 40M

Quemaduras de fuego, ser golpeado por los coches, descargas eléctricas, agotamiento por calor, ampollas en los pies y fatiga crónica son todos los peligros que comprende este trabajo

Todo o nada. Los mecánicos suelen estar alejados por alrededor de 180 días del año y trabajar alrededor de 12 horas al día

Generalmente los mecánicos llegan a un circuito el miércoles por la tarde para conseguir los monoplazas y el equipo establecido. El jueves se lo pasan haciendo controles de sistemas antes de que empiece oficialmente un fin de semana de carrera con las prácticas del viernes.

A partir de entonces, los mecánicos están trabajando sin descanso desde el amanecer hasta el atardecer. Si tienen suerte, obtendrán cuatro o cinco horas de sueño por noche, aunque era  mucho peor antes de que el toque de queda fuera implantado-que impide que el equipo esté en el circuito durante seis horas durante la noche- fue introducido en 2011.

“Un viernes sería normalmente un día de 21-22 horas”, dice Handkammer. “Lo haríamos los viernes y sábados en los viejos tiempos. Realmente, se nota

“Tu estas en Tus pies durante todas esas 22 horas”. Tal vez puedes detenerte durante 20 minutos si tienes suerte. Algunas veces, si hay trabajo por hacer de la noche anterior, te saltas el desayuno y tal vez tomas un bocadillo en el almuerzo, es entonces cuando se pueden obtener 20 minutos.

Un mecánico de Sauber fue llevado al hospital en ambulancia después de haber sido golpeado por el coche del piloto japonés Kamui Kobayashi en los pits del Gran Premio de Gran Bretaña, en 2012

“Cada mecánico sufre de pies doloridos, no importa cuán buenas sean tus zapatillas, el ser humano no está diseñado para estar de pie 22 horas al día, es simplemente brutal”.

-Incluso entre carreras hay muy poco tiempo de inactividad.

“Si hay dos semanas seguidas de carreras, entonces regresamos de una carrera el lunes, después de desmontar el coche el domingo”, agrega Handkammer.

“Tendremos un día libre el martes, y luego volveremos el miércoles. Ya sería entonces una semana normal – esperando tener listos los coches el viernes y entonces conseguir un fin de semana más tranquilo.
“Las carreras con semana de separación son diferentes: despedirías el coche el domingo y pondrías 50 toneladas de equipo y luego volaríamos el lunes a la siguiente sede, allí comenzaríamos a trabajar de inmediato”.
-¿Bola de fuego a la cara? La siempre presente amenaza

Jos Verstappen tenía “un poco de cara quemada” pero pudo ser aún peor, mientras él y los mecánicos de Benetton escapaban de lesiones graves cuando el combustible se incendió durante el Gran Premio de Alemania de 1994. Handkammer es el mecánico en color a la izquierda

En la Fórmula 1,en la que no se puede perder un solo segundo, los errores pueden ocurrir y suceden, mientras que los riesgos a veces se toman para obtener, aunque sea, una mínima ventaja sobre otros equipos. El resultado puede resultar peligroso tanto para el conductor como para los mecánicos.

El reabastecimiento de combustible durante una carrera todavía estaba permitido y en esta ocasión un repentino chorro de combustible que se estaba agregando al Benetton de Verstappen, derivó en una bola de fuego dramática que envolvió a todo el coche, incluyendo al holandés y a su tripulación. Sorprendentemente, todos escaparon de lesiones graves.

“Jos estaba bien”, recuerda Handkammer. “Tenía el rostro un poco quemado, pero él estaba genial.” Al final, él se estaba riendo”

“Lo que fue difícil, sin embargo, fue el hecho de que Michael Schumacher [compañero de equipo de Verstappen] debía parar en pits poco después.

“Algunos de los muchachos ya se habían ido al hospital y yo necesitaba encontrar gente, pero, algunos decían que no sabían si podían hacerlo.

“No fue necesario al final porque el coche de Michael se detuvo más adelante con un problema en el combustible. Tuvimos dos semanas de tiempo de inactividad pensando en lo que pasó, yo solo me preguntaba: ‘¿De verdad quiero estar parado enfrente de un coche? ¿Realmente quiero poner combustible en él? ‘

Rara vez los mecánicos de la F1 se encuentran en el candelero. Si lo son, será debido a un gran error cometido durante una parada en boxes o si han sido víctimas de alguna desgracia – un jackman frontal golpeado en la ingle, por ejemplo.

-Tomando como ejemplo a aquel probre mecánico que tuvo que soportar la falla de frenos del Lotus de Romain Grosjean en el GP de España de 2015, siendo golpeado en una zona poco deseable

Mientras que los mecánicos pueden permanecer anónimos al gran público, los conductores – en general – son rápidos en elogiar a su equipo después de una victoria, poniendo al campeón del mundo Lewis Hamilton como ejemplo principal.

“Sebastian Vettel tiene un sentido del humor británico y siempre encuentra tiempo para hablar con su equipo”, dice Handkammer

Sin embargo, no todos son iguales.

“Pero hay de todo tipo…”, revela Handkammer.

“Hay algunos pilotos que ni siquiera se comunican con sus mecánicos, aquellos mecánicos que están 24/7 trabajando en los monoplazas para tenerlos siempre a punto, y que no son considerados por el que los conduce”

“Tienes que ser egoísta y tener un poco de ego para tener éxito, pero que algunos no hablen con su equipo es vergonzoso.

“Tengo suerte de que trabajé con algunas personas fantásticas, sin embargo.

“Michael Schumacher y Sebastian Vettel venían a hablar sobre sus vidas privadas y también mostraban interés en ti – preguntaban por la familia.

“Nelson Piquet fue genial para las bromas, siempre estaba tratando de humillar (sin mala intención) a Alessandro Nannini, mientras que Jean Alesi también era un tipo fantástico. Al final de un año volamos toda la tripulación a Aviñón y estuvo organizando eventos como Karting y otras cosas, y eso fue dos semanas antes de que su esposa tuviera que dar a luz.

Michael Schumacher tenía una excelente relación de trabajo con sus mecánicos pero, según Handkammer, no se podía decir lo mismo de todos los pilotos

Entonces, ¿por qué hacerlo?

Dadas las dificultades, algunos pueden preguntarse por qué en la tierra nadie se convertiría en un mecánico en F1, pero puede ser increíblemente gratificante.

Ver a un piloto ganar, o simplemente completar una carrera sin problemas mecánicos puede traer un gran sentido de orgullo. Sin embargo, para un mecánico, no hay nada como ser parte de la parada en boxes perfecta.

“Estuvimos en el Guinness Book of Records con la primera parada en boxes, de menos de dos segundos”, dice Handkammer.

“Cuando dos coches entran y consigues batirlos en boxes, entonces, es un momento enormemente orgulloso para el equipo.

“Casi se siente tan satisfactorio como una victoria, de hecho hemos ganado carreras para los pilotos, cuando no estos no podrían haber superado a un rival en la pista.

“Es un oficio muy estresante, pero cuando todo sale bien, es increíble”.

¿El consejo de Handkammer para los futuros mecánicos? Comprar un buen par de zapatillas. El día es muy largo sobre tus pies…

 

Autor : Jorge Solana / @jorgeqeaf1  

De :  @Top_Formula1 / @delacorsa

Foto : BBC
 

By | 2017-02-20T20:46:18+00:00 febrero 20th, 2017|Categories: Artículos|2 Comments

About the Author:

2 Comments

  1. Ángelo della Corsa 20 febrero, 2017 at 8:40 pm - Reply

    Magnífico trabajo de Jorge Solana. Vale decir que es una versión libre de la nota que entregó antes la BBC, firmada por Gary Rose. AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR… También la foto del coche incendiado, es de la BBC. Cada quien con su valía. Para vivir y convivir todos en santa paz ¿o no? Á. della Corsa, editor. México.

  2. xavigraining 20 febrero, 2017 at 8:49 pm - Reply

    excelente trabajo, sí señor, todos a una

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Translate »